¿Qué hacer?

Es casi una experiencia religiosa, que diría un tonto de los cojones que yo me sé, y además una que sufrimos todos, todos los puñeteros días. ¿Por qué siempre tiene que haber un gilipollas en un bar, preferiblemente uno de tus favoritos, que insiste en vaciar la barra, en no enterarse de que es un […]