Promesa cumplida.

Pues andaba cavilando un poco sobre lo inevitable que resulta formular nuevos y edificantes propósitos para el año entrante, según esa costumbre que desde muy pequeños se nos ha venido inculcando, y ello a pesar de las fechas en las que ya nos encontramos, algo alejadas ya de la infumable parafernalia navideña. Supuestamente, con el […]