Subiendo a La Lancha

Me he propuesto mover todos los días mis cansadas piernas un cierto número de kilómetros. A pesar de que mis secuelas, en lo que a manos y pies respecta, son farmacológicas,  lo que hace imposible una rehabilitación en el sentido clásico del término, entiendo que nada perjudicial puede derivarse de una buena sesión de ejercicio […]