Publicado el

Más madera…

a05a8c83fe6a1a72df7c2f0633d4ae90--graphic-novel-film-noir

27 de enero de 2018

Contra todo pronóstico, antes de ayer he conseguido acabar la crónica de mi segundo viaje a la República Dominicana. Se compone finalmente de tres escritos (La Vie en Rose, Caribbean Blue y Caribbean Black) y ya está colgada en “La Salamandra”. No me desagrada el resultado; veremos si resiste una nueva lectura más desapasionada  pasado un tiempo. Me gusta hacer esa prueba con casi todo cuanto escribo y la verdad es que la mayoría de mis particulares creaciones se defienden con cierta dignidad; al menos, eso creo percibir.

Sigo enfocado en los avatares de Carlos Zúñiga. Ya le he visto en acción mientras se gana el sueldo en su lugar de trabajo y creo que los principales personajes de esta primera versión de la obra están muy cerca de donde deben estar para cuando comiencen a desencadenarse los acontecimientos que forman su trama. Carlos ha protagonizado un primer acercamiento hacia la mujer que desea, pero las cosas no han terminado del modo que él buscaba.

Necesita ahora entender qué ha pasado, recabar toda una serie de datos que le ofrezcan la posibilidad de vislumbrar con claridad el panorama al que se va a enfrentar, y para ello habrá de valerse del concurso y de la ayuda  de otros personajes. Hay que investigar en cómo va a lograr esa colaboración y qué tipo de relación le une a cada uno de ellos, para que esa sensación de trabajo conjunto sea creíble y eficaz, sin dejar de definir las personalidades de quienes intervengan directamente en los hechos.

De manera que, como era de esperar, comienzan las dificultades, los quebraderos de cabeza y las vueltas y revueltas. Apuntar ideas de continuo, repasarlas e intentar conectarlas en infinitas combinaciones, esperar a que llegue ese momento en el que ves, con algo similar a la claridad, por qué derroteros debe discurrir la vida que quieres que tu obra contenga: de eso se trata y en ello estoy.

Deseadme suerte.

 

Comentarios desde Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *