Publicado el

Feria del Libro 2018

De acuerdo a lo programado, ayer tuve el placer de asistir a la Feria del Libro de Madrid para firmar ejemplares de mi novela “Jinetes en la niebla”. La firma fue posible por gentileza de mis queridos amigos de la Librería Reno, María Teresa de Pablo -casi, casi la librera con más años de ejercicio profesional de Madrid- y sus hijos Manuel y Marisa Somoza de Pablo, los perfectos anfitriones. No dejaron de agasajarme ni un momento con cariño, frutos secos, té y atenciones de todo tipo, de manera que las dos horas y media largas que anduve por allí se pasaron volando. Incluso el el tiempo nos acompañó: contra pronostico, hizo una tarde preciosa y la temida lluvia no hizo su aparición.

A mi izquierda, y firmando libros como una máquina, mi amigo Miguel Rubio Aguilera, que promocionaba así su cuarta novela, “Tierra en la garganta”. Lleva camino de ser otro éxito como sus tres textos anteriores, y le deseo desde luego que su última obra bata todos los récords. Un abrazo fuerte, maestro.

Me defendí con mucha dignidad, creo, y firmé libros tanto para los numerosos amigos que se quedaron sin la obra el día de su presentación como para un grupo de personas desconocidas para mí que tuvieron la amabilidad de escucharme y confiar en mi creación. Sin duda, es la magia poderosa de las palabras, que le sonríe a un autor novel como yo. Espero los comentarios de todos ellos, porque les incluí bajo la firma mi dirección de correo, puesto que un autor debe escuchar a su público si desea fortalecer y mejorar su voz. Desde aquí, un abrazo y mi agradecimiento.

En fin, seguimos adelante con la promoción de “Jinetes en la niebla”. Tan solo espero que vaya calando entre mis numerosos lectores y amigos y que su lectura les resulte tan gratificante como a mí me resultó escribirla y ahora promocionarla.

Más noticias en breve sobre mis andanzas. Muchas gracias. Os quiero.

 

 

 

 

 

Publicado el

Días de radio

 

 

 

Hoy he estado en Onda Fuenlabrada, por gentileza de Entrelíneas Editores, para una entrevista de radio. Allí nos encontrábamos Carmelo y María Eugenia, mis editores; Manuel Espejo, poeta, y su mujer, y este servidor de ustedes, solos ante el peligro. Bueno, de solos nada; por mejor decir, acompañados por la encantadora Montse G. Bobis, maestra de ceremonias en este espacio de radio. Ha sido un rato agradable y me he sentido muy cómodo durante la entrevista, gracias sin duda a la simpatía de Montse y a la buena compañía en la que me hallaba. A continuación, ha entrevistado a Manuel Espejo, brillante poeta cuya obra también editan Carmelo y María Eugenia.

Como podéis ver, sigo acumulando interesantes vivencias a diario, mientras prosigo con la labor de promoción de mi novela. Días intensos que te hacen respirar a pleno pulmón. Os dejo un par de imágenes y el enlace a la entrevista, que podéis ver y escuchar a la vez. Eso sí, no me llamo “González” y en la novela no hay “burro”, sino “barro”. Las cosas del directo directísimo…

 

Novela histórica en nuestra sección de Entrelíneas Editores

Publicado el

Feria del Libro de Fuenlabrada

Ayer fue un día curioso y divertido, uno mas con personalidad propia en este periplo que he iniciado en el peculiar universo de la escritura. Convocado por Carmelo Segura Martínez, de Entrelíneas Editores, acudí a la cita en la Feria del Libro de Fuenlabrada. Este evento, que pasa por ser el segundo más antiguo de España, reúne a un buen número de profesionales del sector y ofrece, además de novedades editoriales y encuentros con los autores, una amplia variedad de actividades relacionadas con el mundo del libro.

Coincidí allí con un nutrido grupo de escritores cuyas obras, de todos los géneros, editan Carmelo y Eugenia. Tras un acto de presentación de nuestras novedades, acompañados por el primer teniente de alcalde de la localidad, Isidoro Ortega López -también escritor- y por la concejala de cultura, Maribel Barrientos, estuvimos hasta la hora del cierre en la caseta de la editorial para firmar nuestras obras. Bueno, no se dio mal…;)

En resumen, una mañana para recordar y una etapa más en mi personal andadura. Gracias desde aquí a mis editores por haberlo hecho posible. Y ahora, a por la Feria del Libro de Madrid.

 

Publicado el

Reseña de “Jinetes en la niebla”, por María Fidalgo Casares

 

Hay ocasiones en la vida francamente emocionantes. Hay momentos impagables que todo ser humano debería vivir por la sensación de plenitud y de felicidad que aportan. Yo tengo la gran fortuna, ahora mismo, de disfrutar de uno de esos instantes, cuando una persona tan conocida y valorada como María Fidalgo Casares expresa su agrado por mi modesto trabajo. Muchas gracias, María, a ti y a todos los seguidores y amigos que me han hecho patente su cariño durante estos días frenéticos, que culminarán el próximo 17 de mayo. Allá va eso…

 

Publicado el

Y llegó el gran día.

17-05-2018 Presentacion de el libro Jinetes en la niebla de Mariano Gómez Garcia foto ANTONIO QUINTERO

Siempre digo que soy un hombre afortunado y vive Dios que así es, por muchos y muy diversos motivos. Ayer fue un día inolvidable, mágico, lleno de alegría y de reencuentros, una jornada que dejó en mí un recuerdo que me acompañará hasta el final de mi singladura.

Claro, no podía ser de otro modo. Más de cien amigos, cuya amistad tuve el privilegio de conquistar en distintas épocas de mi vida y aún conservo, tuvieron la gentileza de acompañarme en la presentación de mi primera novela, “Jinetes en la niebla”, regalándome su presencia y prestando amable atención a lo que yo tenía que contarles. Tan solo lamento no poder haberles atendido a todos con el cariño que yo hubiera deseado, pero este tipo de eventos son terriblemente vertiginosos y te arrastran a su antojo aunque te resistas a ello.

Carmelo Segura, mi editor y propietario de Entrelineas Editores, que ofició como maestro de ceremonias; su esposa María Eugenia González, atenta a las ventas del libro; mi nuevo amigo Miguel Rubio Aguilera, escritor ya consagrado que se prestó generosamente a presentar a un recién llegado como yo; mi querida amiga Marisa Somoza, de Librería Reno (“los libros más güenos”, Güiti 😀); Luis Rodríguez Escudero, mi amigo Fu, de Widevents Company, a cargo de la retransmisión del evento; Vicente Cintero, director comercial de la Casa de la Comunitat Valenciana, que cedió amablemente la sala donde nos reunimos; Juan José Rodríguez Méndez, “Kiva Rodmen”, otra amistad impagable, autor de las ilustraciones interiores de la obra; Rodrigo Pérez Castaño, fotógrafo profesional y autor de la foto de la solapa, y, cómo no, Javier y Maríví Amírola Martínez, mis imprescindibles Amírolas, de “Échate Flores”, que llenaron de color y de buenos deseos nuestra mesa con un elegantísimo centro de flores. A todos, un abrazo emocionado y mi agradecimiento, de corazón.

Y a vosotros, mis amigos y desde ahora lectores, mil gracias por vuestro cariño y apoyo incondicional. Espero, por favor, vuestros comentarios, sugerencias y críticas por wassap, correo o cualquier otro medio que esté a vuestro alcance: es la única forma de mejorar, la manera de alcanzar la excelencia. Prometo volver a daros la brasa muy en breve con las criaturas de mi imaginación y, antes de nada, procuraros un ejemplar de “Jinetes en la niebla” debidamente dedicado a todos cuantos no pudisteis adquirirlo ayer, que fuisteis muchos.

En fin, creo que resulta difícil de creer que hace muy poco tiempo estuviese agonizando en la cama de un hospital, pero así es la vida porque así lo quiere Fortuna, y no existe humano alguno capaz de enmendarle la plana a tan poderosa dama.
Sin duda alguna, soy un hombre afortunado.

Un abrazo muy fuerte para todos y un millón de gracias. Os quiero.

 

Publicado el

Probando, probando…

Os dejo junto a estas líneas una grabación en audio con un segmento de mi novela “Jinetes en la niebla” locutado por mí. Ya me contaréis qué tal suena y si os gusta.

Publicado el

Todo llega.

 

06Ilustración JELN

Y todo pasa. O eso al menos decía aquel señor bajito con sombrero y bufanda que moriría lejos de su añorada patria. Me malicio -yo, que no soy demasiado listo- que el poeta tenía razón.

Después de un largo proceso que ha ocupado entre bromas y veras varios años de mi ajetreada vida, mi novela “Jinetes en la niebla” ya tiene fecha de presentación oficial. Tendré el placer de hablaros de ella con más calma el próximo día 17 de mayo, jueves, a las 19,30 horas, en el salón de actos de la Casa de la Comunitat Valenciana, situada en la calle Pintor Rosales número 58 de las de Madrid.

Nos veremos en esa excelente sala merced a los buenos oficios de mi querida amiga Marisa Somoza de Pablo, propietaria de la Librería Reno, lectora apasionada y siempre en busca de lo mejor para ofrecérselo a sus muchos clientes y amigos, entre los que tengo el placer de encontrarme desde los primeros años de mi juventud, que ya azulean en la distancia. En esa deliciosa casa -maravillosamente atestada de libros por todas partes, como debe ser- tuve la dicha de pulirme mis primeros salarios como abogado, bajo la mirada divertida y cómplice de Teresa de Pablo, madre de Marisa, que afortunadamente para nosotros sigue en activo como la librera de más edad de Madrid. Un abrazo muy fuerte para las dos y mil gracias por vuestro cariño, chicas.

Y claro está, será mi editor, Carmelo Segura, director de Entrelineas Editores, quien mantenga una charla con este cura para que conozcáis un poco más de cerca el crucial momento histórico en el que se desarrolla la novela, sus personajes y lo que en ella se relata. Desde aquí,  mi agradecimiento a esta editorial por la confianza que ha puesto en mi trabajo desde el primer momento y por las facilidades que me ha dado para desarrollar un producto final que espero que esté a la altura de cuanto os merecéis, amigos.

En fin, ya os recordaré el magno evento cuando se acerque la fecha, que os conozco, pecadores.

Mientras tanto, muchas gracias por vuestra atención.

Alea jacta est.

 

Publicado el

Jinetes en la niebla

Tráiler promocional de la novela histórica “Jinetes en la niebla”, de Mariano Gómez García, que publicará esta primavera la Editorial Entrelineas. Formato 14 x 21, 200 páginas, papel offset ahuesado de 80 gramos, ilustraciones en blanco y negro, portada en color. Precio: 21 euros.

Noviembre de 1808. Napoleón necesita imperiosamente la colaboración  -o la rendición-  española para atacar con más garantías de éxito a Inglaterra, su enemiga mortal. O eso ha hecho creer a Godoy y al rey Carlos IV al firmar el tratado de Fontainebleau en 1807, que permite al Gran Corso atravesar sin problemas España para conquistar Portugal, a cambio de repartirse este último país con el monarca español. Vencidos los lusos, podría el emperador de los franceses asomarse al Atlántico para mejor golpear a los británicos. Pero el taimado estratega ambiciona secretamente las riquezas de nuestra patria y no está dispuesto a respetar lo pactado. Invade España casi silenciosamente y nombra rey a su hermano José, llevándose a los miembros de la familia real española a Francia.

Tal actuación desencadena los trágicos sucesos del Dos de Mayo en Madrid y la apresurada e inexplicable huida de la capital de Pepe Botella, el rey que reinó diez días, por lo que el iracundo militar se dispone a viajar hasta España para tomar el mando de las operaciones en persona y acabar con la resistencia, que ya comienza a organizarse en nuestro país y que acabará por fructificar en la poderosa guerrilla que pondría en jaque al ejército más poderoso de la época: el emperador habrá de enfrentarse a toda una nación en armas, hecho que ocurre por primera vez en la Historia. Pero mientras ese momento llega, y avanzando a la cabeza de la Grande Armeé, solo un último obstáculo le separa de Madrid: el puerto de Somosierra.

En aquellas desoladas alturas, un pequeño y bravo ejército le espera, jugándose la vida con tal de detenerle. A través de los ojos de un grupo de amigos segovianos, la obra narra los prolegómenos de la batalla de Somosierra sin olvidarse de reflejar la situación social del país, alzado en armas contra el invasor y temeroso de los cambios que la guerra causará en la sociedad española, que presencia expectante el derrumbamiento del Antiguo Régimen y la llegada de vientos renovadores procedentes, paradójicamente, del país invasor.

España y Francia se enfrentarán en una cruenta batalla de la que dependerá el destino de toda una nación, que espera inquieta a que las nieblas de Somosierra se levanten para contemplar el resultado del combate.