Saltar al contenido

Etiqueta: novela

El inevitable pasado

21 de febrero de 2018 De acuerdo. Mi protagonista ya ha tomado contacto con otro de los principales personajes de la novela, con el que le une un pasado difícil y desagradable, aunque barrunto que será inevitable que surja la colaboración entre ambos hombres. El policía Martín Barrientos no le revela gran cosa a Carlos sobre lo que este desea saber, pero por algún sitio hay que  empezar. Carlos está comenzando a intentar hacerse una composición de lugar sobre lo que le ha sucedido a la prima de Brianna, de manera que ya ha contactado con el Negro Olivares, por…

Más madera…

27 de enero de 2018 Contra todo pronóstico, antes de ayer he conseguido acabar la crónica de mi segundo viaje a la República Dominicana. Se compone finalmente de tres escritos (La Vie en Rose, Caribbean Blue y Caribbean Black) y ya está colgada en «La Salamandra». No me desagrada el resultado; veremos si resiste una nueva lectura más desapasionada  pasado un tiempo. Me gusta hacer esa prueba con casi todo cuanto escribo y la verdad es que la mayoría de mis particulares creaciones se defienden con cierta dignidad; al menos, eso creo percibir. Sigo enfocado en los avatares de Carlos…

Primeros pasos

  11 de enero de 2018 Bien, el asunto ya pita. He acabado la primera versión  -sepa Dios cuántas más me esperan- de los tres primeros capítulos de la novela. Ya sé quién es Carlos Zúñiga, dónde vive y dónde trabaja, como en el chiste, aunque en realidad creo que siempre lo supe. Empiezo a sentir esa picazón familiar en la punta de los dedos que me asalta cuando uno cualquiera de mis proyectos literarios comienza a tomar cuerpo, a imponer su propia ley. Muy en breve, espero, la novela iniciará su andadura por sí sola; los personajes se moverán…

En marcha.

Madrid, a 1 de enero de 2018. Efectivamente, creo que ya va siendo hora de atender las voces de mis viejos demonios. Aunque aún no he recibido las pruebas de imprenta de la editorial de mi primera novela, «Jinetes en la niebla» (Editorial Entrelíneas), ha llegado el momento de comenzar con la segunda. A pesar de que, desoyendo las reglas del arte y los consejos de quienes saben de esto, no he acabado de poner en pie al muñeco antes de vestirle, ya no quiero seguir esperando. Los personajes bullen en mi cabeza, hablan entre sí a mis espaldas y…