Saltar al contenido

Día: 17 de noviembre de 2017

Chispas en el techo (Propofol, IX)

«¿Y sabe el peregrino, por ventura, en qué recodo del camino le espera la sepultura?» Anónimo, España, siglo XVI La habitación en la que me hallo está decorada con suaves tonos, todos ellos basados en un cálido color crema. Me encuentro acostado en una cama que reposa solo sobre dos grandes patas redondas, colocadas bajo su colchón y centradas a lo largo del mismo. Oigo el lento zumbido de un ventilador que hay sobre mi. Sus blancas aspas giran despacio mientras me refrescan el rostro sudoroso, la frente empapada. A mi izquierda, el ventanal de siempre; hoy, una luz amarillenta y…