Saltar al contenido

La Salamandra Entradas

El mapa y la brújula

Me guste o no, me pete o deje de petarme, la verdad es que soy una mezcla un tanto anárquica entre lo que se conoce como escritor de brújula y escritor de mapa. Y ello se debe, creo, a que no entiendo la utilidad de la una sin el otro, no veo la razón de ser de un instrumento magnífico y misterioso sin la silenciosa presencia del hermoso paisaje cartográfico sobre el que se proyecta su magia. Semejante manera de pensar encierra no pocos peligros, entre los que destaca el de desequilibrar la balanza que los contiene con desastrosas consecuencias.…

Un pantalón lleno de dinero y un ordenador de cremallera (Propofol, XI)

Hoy es día de pago. La anciana que me cuida, la vieja enfermera que veo continuamente y que no me quiere dar el alta, va a venir enseguida con alguna de sus cochambrosas facturas. Las hace en sucios papelajos cuadriculados, más que arrugados, en los que anota los gastos que voy causando con una letra pequeña, rasguñando el papel con un viejo bolígrafo de tinta azul. Con pulso débil, llena la hoja de trazos finos y alargados como patas de araña. Pero no hay problema alguno. Aunque mi pareja no puede venir a buscarme, porque no la dejan entrar estos…

Un día más.

    Efectivamente, un día más con todos vosotros por cortesía de TheCitizen. Espero que os agrade esta nueva entrada; muchas gracias por vuestra atención.Podéis leerla aquí.

El Negro Olivares, Ricaldito y un piso en el centro.

13 de junio de 2018 Desde el día 21 de febrero pasado no he vuelto a contaros nada más sobre la azarosa vida de Carlos Zúñiga, el personaje central de la obra en la que estoy trabajando. Es lógico: Carlos se ha visto arrastrado -como quien esto escribe- por el vértigo que desencadenó en mi despacho y en mi vida la publicación de mi primera novela, «Jinetes en la niebla». Ahora que las aguas parecen volver a su cauce, dejando sitio para otros proyectos, es la hora de seguir los pasos de este atípico portero de local de copas. Merced…

Feria del Libro 2018

De acuerdo a lo programado, ayer tuve el placer de asistir a la Feria del Libro de Madrid para firmar ejemplares de mi novela «Jinetes en la niebla». La firma fue posible por gentileza de mis queridos amigos de la Librería Reno, María Teresa de Pablo -casi, casi la librera con más años de ejercicio profesional de Madrid- y sus hijos Manuel y Marisa Somoza de Pablo, los perfectos anfitriones. No dejaron de agasajarme ni un momento con cariño, frutos secos, té y atenciones de todo tipo, de manera que las dos horas y media largas que anduve por allí…

Días de radio

      Hoy he estado en Onda Fuenlabrada, por gentileza de Entrelíneas Editores, para una entrevista de radio. Allí nos encontrábamos Carmelo y María Eugenia, mis editores; Manuel Espejo, poeta, y su mujer, y este servidor de ustedes, solos ante el peligro. Bueno, de solos nada; por mejor decir, acompañados por la encantadora Montse G. Bobis, maestra de ceremonias en este espacio de radio. Ha sido un rato agradable y me he sentido muy cómodo durante la entrevista, gracias sin duda a la simpatía de Montse y a la buena compañía en la que me hallaba. A continuación, ha…

Con «The Citizen»…

Dentro de quince días, de nuevo con mis amigos y lectores, por cortesía de @StoneyRita, gestora de contenidos literarios. Espero que os agrade. Muchas gracias a todos por vuestra acogida… http://thecitizen.es/literatura/imperativo-categorico

Feria del Libro de Fuenlabrada

Ayer fue un día curioso y divertido, uno mas con personalidad propia en este periplo que he iniciado en el peculiar universo de la escritura. Convocado por Carmelo Segura Martínez, de Entrelíneas Editores, acudí a la cita en la Feria del Libro de Fuenlabrada. Este evento, que pasa por ser el segundo más antiguo de España, reúne a un buen número de profesionales del sector y ofrece, además de novedades editoriales y encuentros con los autores, una amplia variedad de actividades relacionadas con el mundo del libro. Coincidí allí con un nutrido grupo de escritores cuyas obras, de todos los…

Reseña de «Jinetes en la niebla», por María Fidalgo Casares

  Hay ocasiones en la vida francamente emocionantes. Hay momentos impagables que todo ser humano debería vivir por la sensación de plenitud y de felicidad que aportan. Yo tengo la gran fortuna, ahora mismo, de disfrutar de uno de esos instantes, cuando una persona tan conocida y valorada como María Fidalgo Casares expresa su agrado por mi modesto trabajo. Muchas gracias, María, a ti y a todos los seguidores y amigos que me han hecho patente su cariño durante estos días frenéticos, que culminarán el próximo 17 de mayo. Allá va eso…  

Y llegó el gran día.

Siempre digo que soy un hombre afortunado y vive Dios que así es, por muchos y muy diversos motivos. Ayer fue un día inolvidable, mágico, lleno de alegría y de reencuentros, una jornada que dejó en mí un recuerdo que me acompañará hasta el final de mi singladura. Claro, no podía ser de otro modo. Más de cien amigos, cuya amistad tuve el privilegio de conquistar en distintas épocas de mi vida y aún conservo, tuvieron la gentileza de acompañarme en la presentación de mi primera novela, «Jinetes en la niebla», regalándome su presencia y prestando amable atención a lo…